Proceso de Acreditación 2021: Magíster en Diagnóstico Molecular para su Aplicación en Laboratorio Clínico e Investigación

Con el interés de satisfacer la necesidad de profesionales con una formación actualizada en diagnóstico molecular, en el año 2016 la Facultad de Salud de la Universidad Santo Tomás (UST) asume el desafío de crear el programa de Magíster en Diagnóstico Molecular para su Aplicación en Laboratorio Clínico e Investigación (MDMALI).

Su creación se sustenta en el avance de la medicina moderna y de nuevas tecnologías, las que han permitido el desarrollo y la aplicación de técnicas moleculares para el diagnóstico específico de muchas patologías, para lo que es imprescindible la especialización y capacitación de los profesionales que trabajan en Laboratorio Clínico.

En el marco de la política de Aseguramiento de la Calidad de la Universidad Santo Tomás y de la Política General de Postgrado UST, el Magíster da inicio en 2019 a su primer proceso de autoevaluación con fines de acreditación, presentándose ante la Comisión Nacional de Acreditación (CNA-Chile) para su proceso de acreditación a fines de diciembre de 2020.

Este proceso de acreditación es reflejo del compromiso por parte del cuerpo académico de dicho programa y de la Facultad de Salud por desarrollar procesos de aseguramiento de la calidad.

Esperamos que todos quienes forman parte del magíster puedan sumarse a las actividades programadas, participando comprometidamente, a fin de avanzar en el desarrollo de este importante proceso.

Preguntas Frecuentes

Es una certificación que otorga el Estado, a través de la Comisión Nacional de Acreditación (CNA- Chile), acerca de: i) la calidad de los procesos internos y los resultados alcanzados por las instituciones de Educación Superior autónomas del país, ii) las carreras de pregrado definidas como “de acreditación obligatoria” y iii) los programas de Doctorado, Magíster y especialidades del área de la salud que éstas imparten.

La acreditación institucional es obligatoria, pero sólo pueden participar instituciones autónomas, sean públicas o privadas. Asimismo, la ley establece que las carreras “de acreditación obligatoria” son Medicina, Odontología, todas las Pedagogías; los Doctorados y las especialidades del área de la salud.

Cabe indicar que, en particular, los programas de magíster pueden optar voluntariamente a acreditarse ante la CNA-Chile.

Que una institución, carrera o programa de postgrado se someta a una acreditación implica un compromiso real con la calidad.

Ambos son procesos completamente distintos. La autonomía es producto del proceso de Licenciamiento, mecanismo de regulación de nuevas instituciones privadas, administrado por el Consejo Nacional de Educación. Éste aprueba la creación de una nueva institución por medio de la aprobación de su Proyecto Institucional, fija un marco de supervisión desde el inicio de sus actividades académicas y, finalizando esta fase, el Consejo Nacional de Educación está facultado para otorgar la plena autonomía de la institución.

La acreditación, por otra parte, es el paso siguiente al que pueden aspirar las instituciones autónomas (públicas o privadas) para garantizar la calidad de los servicios ofrecidos.

Una diferencia importante entre ambos es que la autonomía es una condición vitalicia, a diferencia de la acreditación, la que supone un período de vigencia determinado.

La acreditación es un mecanismo que favorece la autorregulación y el mejoramiento continuo de las instituciones de educación superior, carreras y programas, permitiéndoles analizar críticamente su propio desempeño en función de criterios definidos por la CNA-Chile. Esta evaluación permite identificar no sólo fortalezas y debilidades, sino también formular planes de mejoramiento que atiendan dichas falencias.

Cuando una institución, programa o carrera está acreditado cuenta con la certificación otorgada por CNA-Chile respecto de la implementación de sus mecanismos de aseguramiento de la calidad y sus resultados. Además, los estudiantes nuevos que se incorporen a instituciones acreditadas pueden acceder a financiamiento estatal para el financiamiento de sus estudios. En el caso de los postgrados acreditados, sus estudiantes podrán optar a fondos concursables de becas con financiamiento estatal (Fuente CNA-Chile).

La acreditación consta de tres partes fundamentales:

  • Autoevaluación: primer paso en un proceso de acreditación, donde la institución, carrera o programa de postgrado reúne información sustantiva acerca del cumplimiento de sus propósitos declarados, recaba información de opinión de su comunidad académica (estudiantes, docentes, egresados y empleadores) y la analiza a la luz de un conjunto de criterios previamente definidos por la CNA-Chile, con el fin de tomar decisiones que orienten su acción futura.
  • Evaluación externa: un comité de pares evaluadores externos, nombrados por la Comisión Nacional de Acreditación, visita las instalaciones donde se imparte el programa y verifica que lo declarado en el Informe de Autoevaluación se cumple.
  • Decisión de Acreditación: en base a la información proporcionada en el Informe de Autoevaluación y aquélla generada en el proceso de evaluación externa, la Comisión Nacional de Acreditación establecerá si el programa será o no acreditado. De ser así, indicará la cantidad de años correspondiente.

Según la Ley N°21.091, la participación en los procesos de acreditación es voluntaria para los programas de magíster, no existiendo prerrequisitos para que se incorporen a dicho proceso.

A nivel institucional, derivado de la Política de Aseguramiento de la Calidad de la Universidad Santo Tomás, se cuenta con un plan de acreditación de sus programas de postgrado, buscando instalar un proceso de mejora continua sistemática en todos sus niveles y procesos, consolidando su capacidad de autorregulación y su compromiso con el mejoramiento continuo.

La cantidad de años se otorga en conformidad con el nivel de cumplimiento de los criterios de evaluación y los propósitos de las instituciones o programas. Al cabo del plazo otorgado, las instituciones podrán repetir el proceso, con el fin de optar a un nuevo período de acreditación.

(Fuente CNA, Chile).

Los resultados posibles, según nivel de acreditación, son los siguientes:

  • Acreditación institucional: acreditación básica (3 años); acreditación avanzada (4 o 5 años); acreditación de excelencia (6 o 7 años).
  • Acreditación de carreras: desde los 3 años hasta 7 años. Para el caso de las carreras que no cuenten con una promoción de titulados, el máximo será 3 años.
  • Acreditación de postgrados: desde los 3 años hasta 10 años. Para el caso de los programas de posgrado que no cuenten con graduados, el máximo será de 3 años.

Sobre la acreditación del Magíster en Diagnóstico Molecular para su Aplicación en el Laboratorio Clínico e Investigación

Producto del Plan de Acreditación de Postgrados definido por la Universidad Santo Tomás, y de conformidad con el marco regulatorio vigente -que establece el carácter voluntario de la acreditación de los programas de Magíster-, se toma la decisión de presentar a acreditación el Magíster en Diagnóstico Molecular para su Aplicación en Laboratorio Clínico e Investigación, el cual se encuentra en funcionamiento desde 2016. Cabe destacar que este programa se presenta por primera vez a un proceso de esta naturaleza.

El objetivo de la acreditación es siempre certificar la calidad. En los programas de postgrado, se evalúa el cumplimiento de los propósitos declarados por la institución que los imparte y el nivel de cumplimiento de los criterios definidos para este fin por la comunidad disciplinaria. Los alumnos de programas de postgrado que estén acreditados pueden aumentar las posibilidades de financiamiento externo a través de fondos concursables de becas con financiamiento estatal.

En los procesos de autoevaluación con fines de acreditación, es necesaria la participación de toda la comunidad académica del Magíster, incluyendo a sus directivos, académicos y estudiantes. Dicha participación se materializa en distintas instancias de consulta y evaluación, las que permitirán establecer las fortalezas y debilidades del programa. Estas últimas darán origen a un plan de mejoramiento, asegurando la implementación de mecanismos permanentes de aseguramiento de la calidad. Así también, es necesaria su participación en las reuniones con los pares evaluadores externos.

Sí, y de la mayor importancia, pues durante el proceso de autoevaluación, base para la acreditación, la opinión de los estudiantes y académicos debe ser consultada. Como estudiante, su opinión objetiva respecto del real grado de cumplimiento que da la institución y el programa a los criterios de evaluación es muy significativa y retroalimenta la autoevaluación realizada. Asimismo, durante la visita de evaluación externa, realizada por pares evaluadores externos, podrán participar de distintas entrevistas con el fin de corroborar lo consignado en el informe.

La validez del grado obtenido no se ve afectada si el programa no obtiene la acreditación.

Áreas de Desarrollo

El Magíster en Diagnóstico Molecular considera las siguientes áreas de desarrollo:

  • Diagnóstico y Caracterización Molecular de Infecciones Bacterianas y Virales: Esta Área se relaciona con la identificación y el diagnóstico clínico de enfermedades producidas por virus o bacterias.
  • Farmacogenómica y su relación con el tratamiento de infecciones virales y cáncer: Esta Área se asocia a la identificación de mutaciones puntuales de enzimas que participan en el metabolismo de fármacos utilizados en tratamientos virales y oncológicos.
  • Epidemiología Molecular de enfermedades emergentes: Esta Área se basa en el estudio de la distribución, frecuencia y factores determinantes de las enfermedades existentes y emergentes en poblaciones humanas definidas.
  • Biomarcadores moleculares en enfermedades genéticas: Esta Área se asocia al desarrollo e identificación de marcadores que permitan el diagnóstico oportuno y la vigilancia activa de enfermedades genéticas.
  • Integración de comunicación científica y metodología de la Investigación: Esta Área se relaciona con desarrollar habilidades de comunicación científica para la generación de publicaciones, considerando los lineamientos asociados al desarrollo adecuado de hipótesis y experimentos que respondan las interrogantes planteadas.

Infraestructura